Cómo engrasar la cadena de una bicicleta

Esta ocasión vamos a aprender a engrasar la cadena de una bicicleta. Es muy importante que consideremos algunos consejos en relación con esta pieza ya que de esta manera conseguiremos que nos dure mucho más tiempo y en mejores condiciones.

engrasar-cadena-bici

Materiales para limpiar la cadena de la bicicleta

Para realizar la limpieza de la cadena de nuestra bicicleta vamos a necesitar aceite o grasa para cadenas, desengrasante en spray, trapos viejos o papel de cocina, unos guantes para protegernos y un cepillo.

Cómo limpiar la cadena de la bicicleta

Una vez que tengamos todas las herramientas necesarias, lo primero que tenemos que hacer es eliminar todo el polvo que pueda haber en la cadena así como los restos de grasa. Para ello necesitaremos hacer uso del cepillo y del desengrasante especialmente.

Una vez que esté bien limpia procedemos también con el los piñones y los platos hasta que todo quede en perfectas condiciones.

Cómo engrasar la cadena de nuestra bicicleta

Lo que tenemos que hacer ahora es engrasar la cadena. Para ello tenemos que aplicar en primer lugar una ligera capa de grasa o aceite para cadenas por las superficies donde se producen los roces.

No debemos excedernos en la cantidad de grasa para evitar que se llene de polvo más rápidamente. Finalmente tenemos que ir dando varias vueltas con la bicicleta cambiando las marchas para que la grasa se reparta de forma homogénea.

Cómo hacer para afeitarnos

Algunos de nuestros lectores están empezando a aprender a afeitarse, por lo que vamos a explicar algunos pasos principales que nos pueden ayudar a conseguir un afeitado mucho más apurado.

 aprender a afeitarnos

Antes de afeitarnos

Lo primero que tenemos que hacer antes de afeitarnos es humedecer nuestra barba con agua templada, ya que este elemento es uno de los más importantes para suavizar la barba.

Podemos realizar un ligero masaje mientras nos mojamos hasta que notemos que se van debilitando los pelos.

El afeitado

Seguidamente vamos a proceder con el afeitado, para lo cual podremos elegir entre dos sistemas distintos. En primer lugar tenemos la posibilidad de afeitar nos utilizando una cuchilla y en segundo lugar encontramos la posibilidad de utilizar una maquinilla eléctrica.

Dependiendo de él tipo de afectado que realicemos, este paso será distinto. En cuanto a la maquinilla eléctrica no tendremos más que pasarla, pero si vamos a afeitarnos con cuchilla deberemos aplicarnos un gel para el afeitado que suavice aún más nuestra barba.

Después del afeitado

Una vez que hayamos terminado de afeitarnos es importante que utilicemos los elementos que estén a nuestro alcance para rehidratar nuestra piel. Lo primero que aconsejamos es lavar la piel con un buen jabón y seguidamente aplicar un poco de crema hidratante adecuada para nuestra piel.

Si tenemos pequeños cortes que siguen sangrando, podemos proceder a taparlos con un trozo pequeño de papel higiénico.

Manual de afeitado

En el siguiente video aparece un manual en video realizado por La Toja, en donde se realizan los consejos para un buen afeitado.

Cómo hacer para organizar el trabajo

En esta ocasión vamos a aprender cómo organizar el trabajo y ser lo más eficientes posible. En la actualidad cometemos muchos errores que nos hacen ser menos eficientes de lo que deberíamos, y es por ello que vamos a dar algunos consejos que nos pueden ser de mucha utilidad para mejorar en este aspecto.

 ser más eficientes

Hacer las cosas una por una

Hay que tener en cuenta un primer apartado que es el de hacer cada cosa en su momento. No debemos realizar varias tareas a la vez ya que de esta forma lo único que conseguiremos es ser menos eficientes en todas ellas.

Por ello, es importante que aprendamos a priorizar y dediquemos el tiempo necesario a cada una de las tareas.

La flexibilidad

Otro aspecto importante es ser flexibles a la hora de realizar las tareas. Es importante organizarlas, pero si tenemos distintas tareas que realizar puede ser una buena idea decidir en cada momento a qué tarea vamos a dedicar un determinado tiempo.

La organización

Finalmente tenemos que organizar nuestras tareas lo más concienzudamente posible. Para ello recomendamos siempre organizar todo nuestro trabajo al finalizar la jornada anterior, de forma tal que al día siguiente, cuando empecemos de nuevo, ya tendremos todo preparado y no nos empezará a atacar el estrés por lo que podremos ser más eficientes.